Defendamos el AGUA

Compromiso Socialista - Unidad Popular

Defendamos el AGUA

Cambiemos el modelo, otro Uruguay es posible

En el marco del día mundial del agua varias organizaciones están convocando a una movilización en el centro de Montevideo en defensa del agua, los territorios y contra UPM2.

Desde Compromiso Socialista entendemos que esta temática tiene que tomar centralidad en la agenda pública.

El modelo al servicio de los beneficios del capital que se viene impulsando desde hace más de 4 décadas por diferentes gobiernos, ha venido modificando la economía y el ambiente del país en beneficio de las clases privilegiadas y en desmedro de las grandes mayorías.

Uruguay es un país capitalista, con una economía atrasada, y subordinada al interés de los grandes monopolios imperialistas, que operan junto a la propia burguesía uruguaya, la cual saca su tajada de este esquema.

Este modelo no ha beneficiado y no puede beneficiar a las grandes mayorías de los habitantes del país.

Ha tenido consecuencias directas como el encarecimiento de los bienes de primera necesidad como los alimentos, aumento del desempleo, pérdida de puestos de trabajo y precarización laboral, entre otros han sido las consecuencias más directas para los trabajadores.

El rol que desde afuera le imponen a nuestro país y que nuestros gobernantes han aceptado tiene nefastas consecuencias.

El agronegocio es el eje principal y ha tenido por ejemplo un enorme crecimiento de las plantaciones de soja en el país, con grandes extensiones de monocultivos con un uso intensivo de la tierra que se hace con un paquete tecnológico importado, principalmente del gigante conglomerado Monsanto-Bayer.

Esto además de realizarse sobre la base de un uso no sustentable del suelo, genera una gran dependencia ya que no podemos producir las semillas de manera autónoma, sino que dependemos de una empresa extranjera, que tiene patentadas los códigos genéticos de la semilla, como es Monsanto

Esto además lleva a la deforestación, producida por este tipo de plantaciones que trae como consecuencia inundaciones, así como también el uso indiscriminado de agroquímicos, que no tienen en cuenta ni a la población que vive en donde se usan ni otras plantaciones que pueden existir en los alrededores.

Las consecuencias de esto no las sufren  los empresarios dueños de los agronegocios sino los trabajadores agrícolas y las poblaciones más vulnerables.

Y a esto se le suma los miles de productores rurales que son desplazados porque no pueden pagar sus deudas o por el tremendo aumento del precio de la tierra a manos de las empresas extranjeras, que cada vez poseen más superficie de nuestro territorio.

También el desarrollo de la infraestructura que necesitan los megaemprendimientos afecta y desplaza a miles de personas.

La construcción del ferrocarril para UPM es un ejemplo bien claro. Es sabido que de no ser por la empresa, no sería necesaria una obra de tal porte. Implica la expropiación de tierras y el realojo de habitantes. Es una inversión que asumirá el estado a un alto costo, obviamente en desmedro de otras inversiones que sí podrían tener un impacto positivo y concreto en la gente el día de hoy.

Tal es el compromiso del gobierno con UPM, que la habilitación por parte de DINAMA (contralor del estado en materia ambiental) fue apurada bajo el argumento de que el proyecto fue declarado de “interés nacional y urgente ejecución” por el consejo de ministros. De esta forma, el trámite se apura, presionando a los técnicos encargados de llevar adelante estos análisis.

Pero volviendo al tema central, la contaminación del agua además de significar un costo mayor en el servicio, baja la calidad del agua corriente poniendo en peligro el acceso a agua potable, algo tan normal como tomar agua de la canilla hace unas décadas hoy es algo cuestionado.

La propia nueva planta de UPM afecta seriamente los cursos de agua, en este caso del Río Negro. En la descripción del proyecto se señala que la planta utilizará en promedio 23 metros cúbicos de agua por tonelada de producción, lo que implica que en un año utilizará 48,3 millones de metros cúbicos de agua. Esto equivale al consumo humano de una ciudad de 800.000 habitantes. Es decir, más que cualquier ciudad del interior de nuestro país.

La empresa señala que en el anexo 4 del contrato firmado con el gobierno de Uruguay, este se comprometió a “conceder u obtener la concesión de derechos de uso del agua para los procesos industriales asociados a la planta”, así como a hacer “que se establezca un caudal mínimo en el río Negro aguas abajo de la Represa Gabriel Terra (Rincón del Bonete)”.

Esto significa modificar el río, aumentar el embalse que es igual a inundar campos, es decir, modificar todo el ecosistema acorde a lo que UPM necesita.

A esto se suma la Ley de Riego aprobada, que permite realizar embalses privados y por ende mercantilizar el agua. Una práctica que traerá la proliferación de cianobacterias, cuyas consecuencias ya conocemos.

También se suma el decreto que limita las investigaciones en agua. Estrictamente los investigadores deben pedir autorización para iniciar un proyecto de investigación y para publicar sus resultados, lo cual golpea la autonomía técnica y su capacidad de “contralor” y “garantía” para el pueblo uruguayo.

Todos estos elementos son consecuencia de un modelo que no está al servicio de la gran mayoría de la sociedad y que no la beneficia.

Este modelo tiene que ser decididamente enfrentado por el pueblo, y en ello tienen que tomar un rol protagónico las organizaciones de izquierda.

En Compromiso Socialista nos oponemos fuertemente al modelo que se lleva adelante. Tenemos que defender un recursos tan esencial para la vida como es el agua. Un recurso que el Uruguay tiene la suerte de tener y es parte de su riqueza

Es urgente derogar de la Ley de Riego y anular el contrato con UPM.

Es necesario incluir los delitos ambientales en el Código Penal.

Hay que limitar la concentración de tierras en pocas manos.

Peleamos hoy, y pelearemos desde cada lugar en que nos toque actuar, por cumplir estas cosas, por cambiar el modelo que solo beneficia a unos pocos a costa de perjudicar a la mayoría del pueblo.

COMPROMISO SOCIALISTA

LISTA 565 – UNIDAD POPULAR

No hay comentarios

Añade tu comentario

¡Comunicate con nosotros!