UNIDAD POPULAR - LISTA 565

Compromiso Socialista

Educación para un país diferente

La situación de la educación pública en nuestro país es preocupante, si bien hoy en día existen más niños y adolescentes que asisten a clase, la calidad de la enseñanza ha empeorado en las últimas décadas. Las razones tienen que ver con un presupuesto insuficiente que acompañe el aumento de la matrícula, y las reformas educativas que han recortado contenidos a los largo de los años. Otro tema fundamental, tiene que ver con el rol y la formación de los docentes, a quienes sólo se les paga por horas presenciales de clase, no priorizando su formación ni la planificación de sus tareas.

Hay que tener presente que este modelo educativo, es acorde al modelo económico que vienen aplicando los gobiernos desde hace décadas. Es decir, una economía basada en la inversión extranjera directa, con industrias de muy bajo valor agregado (soja, complejo forestal-celulósico), no requiere “recursos humanos” muy calificados para hacer funcionar sus negocios, de hecho para este modelo, la inversión en educación e investigación significan un gasto innecesario.

Justamente si queremos hacer las cosas de otra manera, apostar a una industria manufacturera nacional con alto valor agregado y generar puestos de trabajo calificados, necesitamos invertir en educación e investigación.

Por esto, nosotros vamos a defender que se les asigne el 6+1% del PBI, como reclaman todos los actores que hacen a la educación en nuestro país.

Esta inversión pública también es necesaria para terminar con las clases superpobladas y la precariedad laboral docente, para garantizar acceso y calidad en la enseñanza para todos y no tener una educación para ricos y otra para pobres. Generar acciones concretas como becas en todos los niveles para que los hijos de los trabajadores puedan estudiar.

Es urgente jerarquizar la tarea docente y acompañarla de reconocimiento social, generando condiciones salariales que den la posibilidad de un ejercicio de la profesión digno y que permita una vida decorosa. Es importante avanzar en una Universidad de la Educación con autonomía y cogobierno, con el presupuesto necesario para una nueva institución, donde los planes académicos surjan de los actores directamente involucrados y no del Poder Ejecutivo como se pretende en el proyecto que está en discusión actualmente.

¡Comunicate con nosotros!